sábado, 30 de enero de 2016

Comentario de Soneto XIII de Garcilaso de la Vega

A Dafne ya los brazos le crecían,
y en luengos ramos vueltos se mostraba;
en verdes hojas vi que se tornaban
los cabellos que el oro oscurecían.

De áspera corteza se cubrían
los tiernos miembros, que aún bullendo estaban:
los blancos pies en tierra se hincaban,
y en torcidas raíces se volvían.

Aquel que fue la causa de tal daño,
a fuerza de llorar, crecer hacía
este árbol que con lágrimas regaba.

¡Oh miserable estado! ¡oh mal tamaño!
¡Que con llorarla crezca cada día
la causa y la razón porque lloraba!

Este soneto de la época del Renacimiento esta escrito por Garcilaso de la Vega, escritor español y primer poeta moderno. En su obra se pueden encontrar 3 églogas, 38 sonetos, dos elegías, 4 canciones y una oda. Esta composición es un soneto, una composición poética formada por catorce versos de arte mayor, generalmente endecasílabos, y rima consonante, que se distribuyen en dos cuartetos y dos tercetos. Este tipo de composición fue muy común en Italia, donde Garcilaso vivió y de donde se cree que se inspiró.
En cuanto a la estructura externa se podría decir que no difiere de lo que es un soneto, ya que Garcilaso cuidaba mucho lo estética y buscaba la perfección formal. Este soneto (al igual que muchos otros) esta formado por 14 versos endecasílabos en rima consonante ABBA ABBA CDE CDE

A| Daf|ne| ya| los| bra|zos| le| cre|cí|an,      11A

El tema que trata es la leyenda mitológica de Dafne y Apolo, que decía que Apolo se enamoró locamente de Dafne, pero esta no quería su amor, y harta de huir de él invocó a su padre, y este la convirtió en árbol para que Apolo no la pudiera amar. Era muy comun el tema de la mitología clásica en Garcilaso, junto con otros temas como el amor y la resaltación de la belleza y juventud.

En cuanto a los recursos que podemos encontrar en este texto se pueden encontrar exclamaciones (en el segundo terceto), y epítetos (verdes hojas, áspera corteza, luengos ramos...).

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Comentario de texto - Gonzalo de Berceo

Amigos y vasallos de Dios omnipotente, 
si escucharme quisierais de grado atentamente 
yo os querría contar un suceso excelente: 
al cabo lo veréis tal, verdaderamente.

Yo, el maestro Gonzalo de Berceo llamado, 

yendo en romería acaecí en un prado 
verde, y bien sencido, de flores bien poblado, 
lugar apetecible para el hombre cansado.

Daban color soberbio las flores bien olientes, 

refrescaban al par las caras y las mentes; 
manaban cada canto fuentes claras corrientes, 
en verano bien frías, en invierno calientes.




Este poema pertenece a un libro llamado Milagros de Nuestra Señora, escrito por alla del siglo XIII y escrito integramente en cuaderna via y formada por veinticinco milagros realizados por la Virgen María que constituyen 911 estrofas. Esta obra se escribe en una corriente de literatura mariana que tuvo mucha fuerza en la Edad Media.
Este poema, como el resto del libro, comienza con una introduccion que te explica lo que va a contar a continuacion. El estilo de Berceo destaca por su familiaridad, con un estilo llano y accesible. Los lugares en los que suelen ambientarse sus historias son alegres y familiares (3ª estrofa) y crea un ambiente relajante en el que te apeteceria estar.
En cuanto a la metrica las estrofas son cuanderna via, que constan de cuatro alejandrinos de arte mayor con rima AAAA y consonante:
A|m|igos| y| va|sa|llos| de| Dios| om|ni|po|ten|te|           14 A